sábado, 24 de diciembre de 2016

¡¡¡¡FELIZ SOLSTICIO, FELIZ NAVIDAD, FELIZ 2017!!!!


Desde este rincón de los libros y las lecturas os deseamos unas felices fiestas del Solsticio, de Navidad. Todo lo mejor para el 2017. Ojalá las sacas de Santa Claus y los tres Magos de Oriente lleguen cargadas de buenas lecturas. ¡Aprovechad los días de fiesta para leer!

lunes, 19 de diciembre de 2016

Hoy viene a tomar el té... Susana Castaño


1.- ¿Por qué te gusta leer?
Para mí, leer es uno de los mayores placeres de la vida. Leo para divertirme, para aprender, para disfrutar de lo bien que escribe la gente, para relajarme. Siempre ha sido una parte muy importante de mi vida.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
Recuerdo que fue mi abuela, casi analfabeta, la que me enseñó a leer antes de que yo empezara la escuela. Probablemente el primer libro, quitando los cuentos infantiles, ha estado entre las Fábulas de Esopo o Platero y yo que lo leí para la escuela. Después me hice fan de una colección llamada "Robin Hood" que se publicaba en Argentina y en la
que leí Mujercitas, Alicia en el país de las maravillas, El Príncipe Valiente, Sissí emperatriz, Sandokán y un largo etcétera.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
Como a muchos lectores, se me hace imposible elegir uno sólo. Me es más fácil hablar de autores que me gustan: Coetzee, Cortázar, Marta Rojals, por decir uno en cada uno de los idiomas que leo habitualmente. De los últimos que he leído me fascinó Las cosas que perdimos en el fuego de Mariana Enríquez.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
Soy lectora compulsiva, con lo que siempre tengo que llevar un libro, y leo esperando en el autobús, en el autobús, mientras desayuno, al irme a la cama. Pero tal vez cuando más lo puedo disfrutar es esas mañanas en las que no hay prisa por levantarse o en verano por la tarde cuando ya baja el calor pero queda mucho día por delante.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
Como decía en la respuesta anterior, encuentro rincones de lectura muy fácilmente:) Tal vez destacaría la terraza de mi casa las tardes de verano.

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
Recomendaría un libro (cualquiera) de María Elena Walsh, una autora y cantautora argentina ya fallecida. Por ejemplo, Dailan Kifki.


Biografía

Mitad de mi vida al otro lado del océano y mitad a éste. También mis trabajos han ido cambiando, con un hilo conector que a veces es difícil de encontrar. Una constante en mi vida son los libros. También me encanta escribir, viajar y hacer senderismo. ¡Y tomar té!

domingo, 11 de diciembre de 2016

Hoy viene a tomar el té... Ana Prado

 
1.-¿Por qué te gusta leer?
Me gusta aprender, viajar con la mente, alimentar mi imaginación, ser partícipe de vidas que, por tiempo, no viviré de manera física.
2.-¿Recuerdas el primer libro que leíste?
Estudié en un colegio de monjas en el que, ya en párvulos, nos leían pasajes de La Biblia para que dibujásemos lo que entendíamos. El primer libro que leí, con seis años, fue “Patatita” de Barco de Vapor y poco después “Roque El Trapero”. Cuando empecé a acudir a la biblioteca, con ocho años, devoré toda la colección de “Los Cinco” de Enid Blyton y desde entonces me considero fan de los textos de aventuras. Ya un poco más mayorcita me dio por los clásicos españoles, El Lazarillo, el Quijote, Rimas y Leyendas, la poesía de Lorca…
3.-¿Cuál es tu libro favorito?
Es muy difícil destacar sólo un libro. Me fascina un ejemplar que tengo de “Cuentos Macabros de Edgar Allan Poe” traducidos por Julio Cortázar e ilustrados por Benjamin Lacombe que me regalaron los dueños de “El Principito” una librería onubense en la que tuve el placer de trabajar como librera hace años. 
Como historias favoritas tengo muchas, “Alicia en el País de Las maravillas” de Carroll, “Rayuela” de Cortázar, “Drácula” de Stoker, “Grandes Esperanzas” de Dickens, y podría seguir sin parar. Creo que un buen texto, leído en el momento apropiado, es digno de incluirse en esa lista de favoritos en la que, pobres lectores, si sólo tuviéramos un título.

4.-¿Y tu momento favorito para leer?
Siempre que puedo, pero antes de dormir es ya casi un hábito; estoy relajada y busco la evasión de los pensamientos propios en las palabras de otros. Recostada en la cama, arropada en invierno, con el silencio convertido en cómplice. Simplemente, me encanta.
También cuando viajo en tren, al principio observo por la ventana, hasta que salgo de la ciudad, entonces abro un libro y comienza el verdadero viaje, aunque lleve un rato en movimiento.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
Soy nómada por convencimiento, desde que tenía dieciocho años no he parado quieta. Me fui a estudiar a Barcelona, he vivido en Málaga, en Huelva. Por trabajo y por placer me he recorrido la península entera y también las islas. Así que me es difícil concretar un único lugar fijo, porque me he visto con un libro en las manos sentada en la arena de una playa frente al mar y bajo la sombra de un chopo alto en un parque, o en una sofá frente a una chimenea; estirada en la chaise longue de casa de mi madre, en la silla metálica de una terraza mientras esperaba a una amiga, y recostada en una cama, más o menos grande, más o menos fría, mía durante una o varias noches.

6.-¿Nos recomiendas un libro infantil?
Una historia que me parece tierna y divertida es “Historias de Ninguno” de Pilar Mateos, es de los años ochenta pero creo que cualquier niño/a puede sentirse identificado/a con el protagonista.




Biografía

Nací en Madrid hace casi treinta y ocho años, mi madre siempre ha sido una gran lectora y mi padre trabajaba para la editorial Salvat por lo que desde muy pequeña estuve vinculada al mundo literario. Soy graduada en Lengua y Literatura. Me publicaron un poema por primera vez en 2004 y gané un certamen en 2009 con un relato. Después he sido mención en otros certámenes. Tengo un blog de reflexiones y prosa poética www.reflejosyreflexiones.blogspot.com y actualmente colaboro con otros autores en un proyecto de cuentos para una fundación contra la leucemia infantil. También estoy trabajando, simultáneamente, en mi primera novela.

lunes, 5 de diciembre de 2016

Hoy viene a tomar el té... Laura Mas

 
1.- ¿Por qué te gusta leer?
Cada vez que tengo un libro entre mis manos es como si me regalasen un billete de avión hacia un destino hasta entonces inexplorado. Los libros me descubren otro mundo, me acercan historias y personajes que de ningún otro modo podría conocer. También es interesante ver la visión que le confiere el autor a una temática y, cómo no, una de las cosas más maravillosas de la lectura es el disfrute del uso del lenguaje. Para mí, hay pocas cosas que sean tan placenteras como leer una buena obra. Con calma, sin prisas, para empaparte de todo lo que te ofrece. 
2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
No recuerdo exactamente cuál fue el primero, pero sí recuerdo que a los cinco años ya empecé a disfrutar de la lectura gracias a colecciones infantiles maravillosas como las que nos ofrecía El Barco de Vapor. El primer libro que me impresionó hasta el punto de tener la necesidad de releerlo varias veces fue El Principito, de Antoine de Saint-Exupéry. Mis padres me regalaron una edición ilustrada cuando tenía seis años y quedé maravillada.
3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
Lolita, de Vladimir Nabokov. Es un libro exquisito que va mucho más allá de los deseos que el protagonista siente hacia una niña de doce años. No conozco a otro autor que sepa describir con tanta belleza el sufrimiento de una patología.
4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
Una fría tarde de invierno, en el sofá. Estoy cubierta con una manta y tengo al lado una taza de café o de chocolate caliente. Mientras disfruto de la lectura suena música de Yann Tiersen y mis dos gatos me hacen compañía.
5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
Mi rincón de lectura es el sofá de mi casa. Lleno de cojines para que me pueda acomodar y con una mesa central al lado. En frente mío, al lado del televisor, estanterías en las que tengo a mano mis libros favoritos.
6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
Tres libros que me gustaron muchísimo cuando era una niña fueron Matilda, de Roald Dahl; La bruja Mon, de Pilar Mateos y El pequeño vampiro, de Angela Sommer-Bodenburg.




Biografía
Laura Mas nació en Las Palmas de Gran Canaria en 1989. Desde los cuatro años reside en Barcelona, aunque ha vivido algunas temporadas en Madrid, Sitges y Vilanova i la Geltrú. Licenciada en Periodismo, esta joven ha colaborado en prestigiosas publicaciones culturales como la revista Quimera y durante un año presentó el programa de entrevistas Entrada Lliure en Canal Blau TV. A lo largo de cinco años ha colaborado en distintos programas radiofónicos, pasando por emisoras como Onda Cero Catalunya i Andorra, Radio 3, Ràdio 4, Ràdio Cornellà o Canal Blau FM. Actualmente realiza críticas literarias y de teatro en la web Culturamas y está escribiendo su primera novela, ambientada en el París de los años 20.

lunes, 28 de noviembre de 2016

Hoy viene a tomar el té... J.S.T. Urruzola


1.- ¿Por qué te gusta leer?
En primer lugar, leer es una compañía. Hablé con mi hermano sobre esto la semana pasada. Él comentaba que hubo una época en que salía de trabajar y lo único que deseaba era llegar a casa para estar a solas con su libro (uno de Daniel Sada, en este caso), es decir, para estar a solas con el autor del libro (Daniel Sada). Así lo siento yo también. En segundo lugar, leer puede convertirse en un punto cardinal de la vida de un hombre. Para mí lo es. Un buen libro es como estar delante de una pirámide, como escuchar una música arrolladora. Entrar en un buen libro es entrar en el misterio: sabes que entras en algo grande y sabes que te cambiará. Me gusta leer porque me cambia.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
No recuerdo el primero. Sí recuerdo los cuatro primeros que me hicieron tomar conciencia de la lectura como un acto importante. Yo tendría unos quince o dieciséis años. Las cuatro novelas fueron un regalo para mí y mi hermano de parte de mi tío, que debió de intuir que queríamos explorar nuevos mundos. Fueron (en este orden los leí): El halcón maltés, El guardián entre el centeno, La perla y Muerte en Venecia. El primero y el cuarto, además, me acercaron, un poco más tarde, al cine.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
Ahora mismo tendría que responder Cuando todo calla, de Hugo Mujica. Es un gran poeta. Tiene unas analogías preciosas entre la naturaleza y el espíritu. Son versos indiscutibles. Cito este libro porque es el que estoy leyendo ahora. Mi libro favorito es siempre el que estoy leyendo. Tengo una gran memoria para asociar autores y títulos, pero cuando recuerdo un libro sólo soy capaz de recuperar una sensación, un olor. No recuerdo el argumento ni los personajes, sólo la brisa que dejaron al pasar. En este sentido, creo me resulta más fácil hablar de autores que de títulos. Kafka, por ejemplo (por hablar de un maestro incuestionable): me queda en el corazón el rumor de sus obras. Es un rumor que pervive y crece, pero no podría elegir un título concreto de Kafka porque los confundo, los mezclo, recuerdo sus libros como un mismo libro. Y así me pasa con todos los autores.
Sí es cierto que en los libros me quedo con lo que me conmueve por encima de lo que me interesa, con lo emocional por encima de lo intelectual, con la pulsión por encima de la técnica y con la poesía (puede ser la poesía de una novela) por encima de la arquitectura de la obra. No obstante, aprecio y disfruto todas las cualidades.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
Cualquier momento en que consigo hacer de mi mente un desierto y me abandono a la lectura. Leer, igual que escribir, depende mucho del estado mental. Si estoy en el estado óptimo la lectura se convierte en una experiencia tan viva como mi propia vida.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
Mi rincón de lectura ideal sería una playa del Pacífico, una sombra con brisa y sin conexión a internet, con gente querida alrededor realizando sus tareas, con el sonido del mar. Aquí, en Berlín, me sirve cualquier lugar al aire libre, cualquier parque. Aquí y ahora, en Berlín y en invierno, mi rincón es mi escritorio: tengo una silla muy cómoda que se reclina y una lámpara y silencio.

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
No estoy familiarizado con esta literatura. Ahora estoy leyendo El pequeño Nicolás, en alemán. Me gusta porque lo entiendo todo, cada palabra, cada frase (y para eso lo leo, para reforzar el idioma). No sé si lo recomendaría como libro infantil. Quizás sí, por qué no: recomiendo El pequeño Nicolás.

Biografía

J.S.T. Urruzola nació en La Rioja (España) en 1983. Es narrador y poeta. Ha colaborado en  numerosos proyectos audiovisuales y artísticos. Ha vivido en Nueva York y México, donde colaboró con diversas revistas (Justa, diSONARE, Ágora). Sus relatos y poemas siguen imprimiéndose quincenalmente en la revista Ágora, editada por el Diario de Colima. El título de su primera novela es Starring: Juan. En la actualidad vive en Berlín, donde escribe su segundo libro de narrativa. 
[ facebook.com/jsturruzola ] [ twitter.com/jsturruzola ].

lunes, 21 de noviembre de 2016

Hoy viene a tomar el té... Tere Susmozas


1.- ¿Por qué te gusta leer?
Por aprender y descubrir. Por entretenimiento, disfrute y casi por vicio. Porque la lectura, con su dosis de silencio y calma, me da paz y equilibrio para luego retomar las rutinas. Y también porque, algunos libros, me ayudan a situarme en cierto plano poético que necesito para escribir. Nunca escribo sin haber leído antes un rato.

2.- ¿Recuerdas cúal fue el primer libro que leíste?
Supongo que cuentos infantiles y luego libros como El principito o Alicia en el país de las maravillas. Con El viejo y el mar de Hemingway decidí que quería escribir. Pero sobre todo recuerdo los libros que, de alguna manera, me han revelado algo, un estilo o una estética concreta. En ese sentido podría citarte los cuentos Poe o Lord Dunsany, El proceso de Frank Kafka, En otros lugares de Henri Michaux  o La piedra de la locura de Fernando Arrabal.

3.- ¿Cuál es tú libro favorito?
Tengo muchos. Depende del momento o del estado de ánimo. A veces leo por pura distracción, otras para buscar referencias a la hora de ponerme a escribir. Libros que me han dejado poso – aparte de los que te he mencionado antes - , son, por citar algunos: Las olas de Virginia Woolf,  Las ciudades invisibles de Italo Calvino, Nadie encendía las lámparas de Felisberto Hernández, Historia de Cronopios y de Famas de Julio Cortázar, Mortal y rosa de Francisco Umbral. Y en poesía Las flores del mal de Charles Baudelaire, Los placeres prohibidos de Luis Cernuda y Residencia en la tierra de Pablo Neruda, son libros que releo a menudo.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
Normalmente leo por las noches, cuando llego de trabajar. Pero los fines de semana me gusta leer por las mañanas, nada más levantarme, con un café. También he acumulado muchas lecturas gracias a los trayectos en metro; si consigues aislarte es la mejor manera de aprovechar el viaje.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura
Es una habitación pequeña, la misma en la que escribo. A veces paso del escritorio al sillón de lectura y viceversa. Tiene mucha luz natural, con una puerta de acceso a una terraza en la que da el sol casi todo el día. Las paredes están pintadas de un azul tenue, un color que me relaja mucho. Ahí tengo una librería con todos mis libros a mano por cuyos estantes está repartida mi colección de puppets (pequeños títeres).

6.- ¿Nos recomiendas algún libro infantil?
No estoy muy al tanto de la literatura infantil. Uno de cuentos clásicos, de Hans Christian Andersen, por ejemplo, o, quizá para ya no tan niños, alguno de los que leí siendo casi adolescente como Olvidado Rey Gurú de Ana María Matute, con su maravilloso Reino de Olar, cuyo paisaje simbólico me fascinó.



Biografía

Tere Susmozas es contable y escritora. Autora del libro de relatos Terrestre océano (Torremozas, 2015),  su trabajo como cuentista ha sido galardonado en el XVII Premio Internacional de Relatos Julio Cortázar y en el XXII Premio Ana Mª Matute de narrativa, entre otros, y recogido en diversas publicaciones como las revistas Quimera y Cuentos para el andén, y en los libros colectivos Relatos 03 (Tres Rosas Amarillas), La carne despierta (Gens) y Relatos de Mujeres 7 (Torremozas).

lunes, 14 de noviembre de 2016

Hoy viene a tomar el té...Gabriela Botbol



1.- ¿Por qué te gusta leer?
Porque adquirí la costumbre desde muy chica. La lectura me transporta a realidades de todo el cosmos conocido, al interior de mentes humanas y a mundos multidimensionales a los que sería imposible acceder si no fuera a través de los libros.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
Uy, recuerdo unos cuantos de la primerísima primera hora: los Cuentos de la Alhambra, de Washington Irving (en una adaptación para niñxs), las novelas de Luisa May Alcott y las hermanas Brönte y otras novelas góticas, y casi toda la colección que aquí se llamó 'Robin Hood', que traía las obras de aventura más universales, como las de Verne y Stevenson. Pero, para hacerles justicia, mis primeros libritos fueron aquellos que venían troquelados, de menos de diez páginas. Hubo otros que eran cartón duro (indestructible para los más chiquitos), con fotos de perritos y osos (Ricitos de Oro y los tres ositos, por ejemplo) y una colección amorosa de un perro que se llamaba Romeo, que siempre hacía muchos líos graciosos en cada volumen.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
“El Libro de las Preguntas”, de Edmond Jabés, si sólo puedo elegir uno. Es mi libro de cabecera, al que leo y releo y siempre le encuentro nuevas implicancias. Pero es muy difícil tener que nombrar uno sólo. Hay libros exquisitos y muy amados entre los casi mil de mis bibliotecas rojas con puertitas de vidrio (un chollo que encontré en Ikea).

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
Hum, pregunta difícil, porque tengo un problema mú malo: cuando empiezo no puedo parar, y dejo de dormir o de trabajar o de comer o lo que sea que tenga que hacer con tal de terminar el libro entero. Se me corrigió un poco este 'vicio' con 'La broma Infinita' de David Foster Wallace, del que es imposible leer más de veinte páginas en la misma sesión (es muy rico y complejo: hay que repasar cada construcción para pillar el detalle, el conjunto y todo todo todo lo que sugirió este muchacho genial en la literatura más densa y múltiple que he encontrado hasta ahora). Si recaigo en el 'vicio' de no parar en toda la noche o a lo largo de todo un día, también me espera 'El arco iris de gravedad' de Pynchon, al que todavía no le eché mano.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
Me gusta más leer acostada en algún sofá; tengo uno rojo (me gusta el rojo, jé) con muchos almohadones y desde el que veo el jardín.

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
Hay una autora argentina, Elsa Isabel Bornemann, cuyos libros le compré siempre a mis hijas; creo que los leyeron todos ¡y los adoraban! Ahora ya son mujeres y siempre recuerdan alguna historia o personaje de Elsa. También amaron una colección sobre un duendecito llamado Nicolodo, no recuerdo ahora autor/a.
 
Biografía (anti-bío)

(Buenos Aires, 1965) Cursó la carrera de Letras y el Profesorado de Lengua y Literatura en varias etapas, entre ambos unos ocho años en total, sin llegar a recibirse en ninguno de los dos debido a decisiones erradas, errantes y erráticas, y a diversos acontecimientos personales que la vida le puso por delante. Trabajó durante más de diez años como periodista en redacciones de prensa gráfica, radio y publicidad; escribe poesía desde que aprendió el alfabeto, y más o menos seriamente digamos que desde los dieciséis años.
Autora de cinco libros inéditos que nadie conoce, ganadora de ningún concurso ni medalla, se considera, a pesar de los dos parrafitos curriculares anteriores, una consagrada obrera de los textos. Consagración que le es otorgada por su propio orgullo creativo, devenido del hallazgo de una estética y unos valores aprehendidos de muchos Maestros, y de una voz lírica muy personal, aunque bastante prosaica y disonante para el gusto canónico.
Sus textos poéticos –y otros inclasificables— aparecen desde 1998 en antologías, desde la primera Casa de la Poesía de la Ciudad de Buenos Aires (la que funcionó en Babilonia), y en diversas publicaciones de papel desaparecidas hace mil años (Parto del Blanco, Penélope, Campo Grupal, Vientos de tinta) y unas cuántas webs literarias, argentinas, españolas y de Latinoamérica, como Adamar, Ignoria, Zapatos Rojos, el Interpretador, Niedergässe, el Ciruja, y en algunos fanzines (como Color Pastel). Lo último suyo que pudo verse publicado apareció en la antología del IX Festival Cosmopoética, en 2012, de Córdoba, España, que reunió a la generación de los Novísimos (con la última aparición pública de Leopoldo Panero) y seleccionada  por un jurado presidido por Benjamín Prado. No contenta con pulular cual mosca en la oreja en papeluchos y pantallas, exasperó a muchos paseándose como invitada en todo ciclo de lectura de poesía habido y por haber, desde el 98 a la fecha. A día de hoy, a dónde no la echan, ella va muy contenta.
Sigue escribiendo a pesar de todo, sin prisa y sin pausa, y contra viento y marea –sin ninguna vergüenza de incorporar el lugar común y el contrasentido— como única forma de acercarse al Verbo y a la Verbena, en un compromiso gordiano con la Palabra Textual, sin libros y sin premios, pero con la heráldica del Dar Nombre (por toda armadura).


lunes, 7 de noviembre de 2016

Hoy viene a tomar el té... Carmen Santos


1.- ¿Por qué te gusta leer?
Para mí la lectura es pura magia. Un buen libro me permite viajar a otros mundos, sumergirme en otras vidas y, al mismo tiempo, encontrar entre sus líneas situaciones por las que yo también he pasado, o pensamientos con los que me identifico. En los buenos libros no solo hallamos historias que nos conmueven o nos hacen soñar, también nos vemos reflejados nosotros mismos.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
No recuerdo el título, sólo que siendo niña (no tendría más de seis o siete años) saqué a mis padres un libro infantil en una tienda; fue el típico “¿me compras eso?” que practicamos todos a esa edad. Era un librito con ilustraciones y me lo hizo pasar tan bien que me enganché a la lectura… y aún no me he desenganchado.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
Es muy difícil decir uno solo. De los clásicos destacaría Jane Eyre de Charlotte Brontë, Miguel Strogoff de Julio Verne y David Copperfield de Charles Dickens. He releído los tres un montón de veces y siguen transmitiéndome la misma magia de la primera vez. De los más recientes, me gustaron muchísimo los cuatro volúmenes de la saga Dos amigas de Elena Ferrante, sobre todo el segundo, Un mal nombre.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
No tengo un momento favorito. Leo en cuanto encuentro un rato libre, y eso puede ser después de cenar, durante un viaje en tren, mientras estoy en la peluquería o en la sala de espera del dentista. Cualquier momento es bueno para leer unas páginas, sobre todo si el libro me gusta y me tiene enganchada.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
Mi rincón preferido es la esquina del sofá que está cerca de la ventana. Casi puede considerarse ya de mi propiedad, porque la defiendo con uñas y dientes. Ahí me suelo enroscar como los gatos en cuanto dispongo de un rato para leer.

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
De niña disfruté mucho con El jardín secreto de Frances Hodgson Burnett. 

 
Biobibliografía

Carmen Santos nació en Valencia, un 8 de marzo. Vivió en Düsseldorf (Alemania) desde los cuatro hasta los dieciséis años. En 1974 regresó con su familia a Valencia. Allí residió hasta 1981. Ese año se trasladó a Zaragoza, ciudad donde se siente en casa desde entonces.
Ha trabajado como traductora y profesora de alemán. Actualmente compagina estas actividades con la creación literaria. En marzo 2003 obtuvo el primer premio en el V Premio Internacional de Relatos Paradores de Turismo por el cuento La Cumpasita.
Tiene cinco novelas publicadas. La más reciente es Un jardín entre viñedos, Grijalbo, Barcelona, abril 2016. Sus novelas anteriores: El sueño de las Antillas, Grijalbo, Barcelona, abril 2013 (publicada también en Argentina y EEUU), Días de menta y canela, Plaza & Janés, Barcelona, 2007, La cara oculta de la luna, Debolsillo, Barcelona, 2004, La vida en cuarto menguante, Zócalo Editorial, Zaragoza, 2003.  

lunes, 31 de octubre de 2016

Hoy viene a tomar el té... Almudena Sánchez


1.- ¿Por qué te gusta leer?
Es una necesidad básica. Pienso que mi cerebro sería como una piedra sin la lectura.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
Me acuerdo de un cuento titulado Rabo Largo organillero. En la portada había un mono y me partía de risa leyéndolo. No sé si fue el primero, claro.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
Ada o el ardor de Nabokov.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
Cualquier momento es bueno. Necesito silencio a mi alrededor. No puedo leer en el metro y en las cafeterías me cuesta mucho.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
No tengo un rincón específico. Leo en la cama, en el sofá, en los trenes y en los aviones.

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
Alicia en el País de las Maravillas es uno de los grandes libros de mi infancia. Quizá el que más. Me revolucionó. Puso patas abajo mi mundo. Me volvió loca y nunca lo olvidaré. De hecho, hace poco me regalaron una edición preciosa (Tres Hermanas, 2015) que releo y cuido con esmero. 


Biografía

(Palma de Mallorca, 1985) es licenciada en periodismo. Colabora habitualmente en medios culturales realizando reseñas y entrevistas. En 2013, fue seleccionada en Bajo treinta. Antología de nueva narrativa española. (Salto de Página). La acústica de los iglús (Caballo de Troya, 2016) es su primer libro.

lunes, 24 de octubre de 2016

Hoy viene a tomar el té... Inés Mendoza



1.- ¿Por qué te gusta leer?
Sospecho que leer es como vivir varias veces; nacer a otra identidad, otras manías, otros deseos. Busco mucho una sensación que a falta de mejor nombre llamaré “ampliación de la experiencia”. Me asalta durante ciertas lecturas, pero no sé qué parte de mí se “amplía” ni qué es lo que me atrae de ese estado, que en ocasiones llega a ser físico. 

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
No lo recuerdo, pero sé qué libro me marcó: Los viajes de Marco Polo, que cuando tenía ocho o nueve años me despertó el deseo de conocer otros mundos.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
Hay varios libros que para mí son casi imprescindibles, así que mejor os digo los que más releo: Trópico de capricornio de Miller, Poeta en Nueva York de Lorca, El paseante de las dos orillas de Apollinaire, Luces de Bohemia de Valle-Inclán, los cuentos de Pavese, y algunos textos de Bretón, Baudelaire y Byron. En otro tiempo releía bastante a Cortázar. Este año los Poemas Humanos de Vallejo se han unido a mis lecturas insistentes.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
La noche, sin duda, no se si porque hay menos ruido, porque a esa hora me concentro mejor o por una cuestión de atmósfera. Prefiero la noche para casi todo.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
Suelo leer en el sofá, pero la verdad es que podría hacerlo en muchos sitios: solo necesito un asiento cómodo, un paquete de tabaco, un bote de agua, y tiempo libre.  

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
Conozco poco el género infantil. Sin embargo, os recomiendo los Viajes extraordinarios de Verne, en especial la trilogía del capitán Nemo y Viaje al centro de la Tierra. Siempre he creído que los libros de Verne son para adultos, pero me parecen idóneos para despertar la inteligencia lectora. Ahora que lo pienso, también os recomiendo La guerra de los mundos de H. G. Wells. 


Biografía

Inés Mendoza es arquitecta y escritora. Su libro de relatos El Otro Fuego (Editorial Páginas de Espuma) fue publicado en 2010. Sus relatos han sido premiados y recogidos en varias antologías, entre las que destaca Mar de pirañas, nuevas voces del microrrelato español (Menoscuarto Ediciones, 2012) a cargo del crítico Fernando Valls. Imparte talleres en la Escuela de Escritores de Madrid y ha dado cursos en instituciones como el Museo del Romanticismo.  

lunes, 17 de octubre de 2016

Hoy viene a tomar el té... Valeria Correa Fiz


1.- ¿Por qué te gusta leer?
Por la conmoción estética o intelectual que un libro puede provocarte. Los buenos libros suponen una toma de conciencia que habilita nuevos significados. Lo que creíamos entender, se desbarata, se vuelve súbitamente tembloroso, abierto. La buena literatura comparte con la filosofía de la Antigua Grecia un mismo atributo: el asombro.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
No, pero sí recuerdo el primer libro que releí: Veinte mil leguas de viaje submarino de Julio Verne. Cuando tenía nueve o diez años me encantaba todo lo relacionado con el mar, me sigue gustando. Por esa época leí también Moby Dick de Melville, La isla del tesoro de Stevenson y El corsario Negro de Salgari. En Argentina, había una editorial que tenía una colección magnífica de libros adaptados para chicos. Eran unos libros amarillos de tapa dura, muy bien editados (o eso me parecía a mí) y la colección se llamaba “Robin Hood”.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
Tengo muchos libros favoritos y van cambiando con los años. Soy como la famosa aria de la ópera Rigoletto, de Verdi, La donna è mobile: una mujer voluble.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
No tengo. Leo siempre que encuentro un rato. Antes leía mucho de noche, pero cada vez veo peor y trato de leer con luz natural. 

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
Me gusta mucho leer tumbada en un sofá de mi casa. Luego me levanto con el cuerpo aletargado, parestesia en el brazo que sostenía el libro y el cuello torcido, como esas mujeres que pintaba Modigliani.

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
Recetas de lluvia y azúcar de Eva Manzano Plaza. Es un libro precioso y muy útil para enseñar a los niños pequeños a identificar sus emociones, estados de ánimo y a nombrarlos. El libro hace, por un lado, una precisa descripción poética de las emociones: desde la simpatía o el egoísmo hasta la gratitud o la tristeza. Por otro lado, ofrece recetas con los ingredientes necesarios e imaginarios para, por ejemplo, no perder la esperanza, dejar de estar enfadado, etc.





Biografía
 

Valeria Correa Fiz nació y creció en Rosario (Argentina), a orillas del río Paraná. Aunque hace más de diez años que vive en el extranjero (siempre en ciudades que empiezan rigurosamente con la letra eme: Miami, Milán, Madrid), todavía conserva el humor turbio y sedicioso que le legaron las aguas del río.
Es autora del libro de relatos La condición animal (Páginas de Espuma, 2016) y del poemario El álbum oscuro (Finalista del Premio de Poesía “Manuel del Cabral”, Baile del Sol, 2017).
Es abogada y Master en Derecho Tributario y en Law & Economics. En la actualidad imparte talleres de escritura creativa en el Taller de la escritora Clara Obligado (Madrid) y en el Instituto Cervantes de Milán.

lunes, 10 de octubre de 2016

Hoy viene a tomar el té... Inés Banet


1.- ¿Por qué te gusta leer?
No concibo mi día a día sin un libro. Desde que aprendí a disfrutar entre las páginas de un libro no he dejado de leer nunca. Todos tenemos temporadas menos lectoras, pero es un hábito que recuerdo en mí desde niña. Mi abuela paterna por mi santo y mi cumpleaños siempre me daba dinero para libros, sabía que era el mejor regalo que podría recibir.
Me gustan los libros que me transmiten emoción, que me hacen meterme en la historia, ver, tocar, oler, escuchar… Y excepto el género de terror, leo de todo.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
No recuerdo cuál fue mi primer libro, pero sí recuerdo muy bien el primer libro que me hizo llorar, y mucho, Mi planta de naranja-lima, de José Mauro de Vasconcelos. Era una de esas lecturas obligatorias en el colegio en las que descubres una historia impactante. Es un libro tristísimo de un niño muy pobre que tiene que hacerse mayor de una forma precoz. Quizá porque yo tenía unas comodidades que este niño no tenía, o por mi sensibilidad, me tocó mucho, aunque, curiosamente, no he querido leerlo nunca, quiero guardar esa primera impresión, hoy día seguramente no sentiría lo mismo y no quiero arriesgarme.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
Esa pregunta es muy, muy complicada, y además no soy nada amiga de hacer listas o ránkings, según el momento además me puede gustar un libro que en otra ocasión me fue imposible leer… Eso sí, te voy a recomendar un par de mis imprescindibles, La sonrisa etrusca, de José Luis Sampedro, una historia deliciosa entre un abuelo y un nieto ambientada en Roma. El segundo libro se llama Rapsodia Gourmet, de Muriel Barbery, y nos cuenta la historia de un crítico gastronómico que al saber que le queda poco tiempo de vida quiere buscar ese sabor que un día le hizo feliz, antes de llegar a los grandes restaurantes y codearse con los mejores chefs del mundo. Para amantes de la gastronomía, altamente recomendable.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
Tengo costumbre de leer siempre antes de dormir, en cama, pero cualquier momento es bueno para leer, el trayecto en autobús, el momento de playa o piscina… La verdad es que cuando se es madre y se trabaja, hay que aprovechar los momentos que se presentan a lo largo del día, no siempre se puede elegir.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
Mi rincón habitual no tiene nada de especial, pongo un almohadón bien grande y me acomodo en la cama. Pero sí tengo un rincón que me gusta mucho y tengo pocas ocasiones de usar: Mi hamaca. Es una gozada tumbarse en ella, a la sombra y leer con la compañía de los pájaros o el sonido lejano de los niños del parque, esos momentos los disfruto muchísimo, a veces incluso me distraen de la lectura.

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
En esta pregunta te voy a recomendar dos, abusando un poco. El primero es el libro favorito de mi niño. Lo descubrió con apenas siete años, hoy tiene nueve y lo habrá leído por lo menos una docena de veces. Al principio lo leíamos juntos, pero ahora lo disfruta él solo. Se llama El inventor de mamás, y es de Braulio Llamero, un escritor infantil que recrea perfectamente el universo de los más pequeños. Nos habla de un niño que ha perdido a su madre y descubre una máquina que fabrica mamás. Tras probar varias madres cae en la cuenta de que no existe la madre perfecta, aunque cada una con sus defectos, lo es para su hijo.
El segundo libro se llama Siempre pienso en ti, de Appelt y Dyer. Una lectura muy sencilla con unos dibujos muy tiernos que nos sirvió de gran ayuda cuando empezó el colegio y mi niño llevaba mal la separación. Habla de que aunque no estemos juntos, entre una madre y un hijo siempre hay una conexión especial, y siempre sentimos si está bien o no. Es precioso.


 Biografía
 
Nací en 1972, es decir que soy de la generación de la EGB, el boli BIC y las cintas de casette. Fui mala estudiante hasta que por fin pude liberarme de las asignaturas de ciencias, que no  me gustaban nada de nada.
Cuando llegó la hora de decidir si quería ir a la Universidad tuve claro que sí. Lo que no tuve tan claro fue la carrera que quería hacer. Mi sueño era ser periodista, concretamente corresponsal. Mis padres me llevaron a clases de francés a los cuatro años, así que lo hablo con fluidez, vi en esto un añadido muy interesante al diploma universitario. Una nota de entrada de más de un ocho sobre diez borró ese sueño de un plumazo. Tengo bastante don de gentes desde siempre, y me gusta relacionarme, así que mi segunda opción era Relaciones Públicas, aunque aquí me topé con la negativa de mi madre. Tenía claro que quería estudiar algo relacionado con los idiomas, así que finalmente me licencié en Traducción e Interpretación, aunque por desgracia no he podido vivir como traductora. He traducido 4 libros, y la experiencia ha sido fantástica, pero siempre compaginándolos con otro trabajo.
Hace ya dieciséis años que trabajo en una Oficina de Turismo y nueve que soy mamá, mi proyecto de vida más importante y más complicado. Puedo presumir y presumo de haber inculcado en mi chico ese placer que se encuentra entre las páginas de un libro y sé que será un gran lector siempre. Él tampoco concibe la vida sin tener cerca un libro.
En mis ratos libres comparto mis experiencias en dos blogs, uno personal en el que hablo sobre todo de libros y se llama Matibascorner, y otro en el que hablo de mi afición autocaravanista y se llama Matibascamper. Soy bloguera sin pretensiones, me gusta, me entretiene y me abre la puerta a personas con las mismas aficiones, no pido más.



domingo, 2 de octubre de 2016

Hoy viene a tomar el té... Pilar Alonso


1.- ¿Por qué te gusta leer?
 Porque respiro.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
No recuerdo cuál fue el primero exactamente, pero sí recuerdo el que más me impactó. Tenía once años y descubrí, en un estante del comedor de mi casa, un ejemplar de El Señor de los Anillos. Me subí a una silla y lo cogí. Lo abrí para saber de qué iba y me caí dentro de la casa de un hobbit, hasta que salió mi madre de la cocina y me gritó que me bajara de la silla. Por supuesto, me llevé el libro conmigo. Fue la primera de la media docena de veces que lo he leído, y la que recuerdo con más cariño y maravilla.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
Tengo media docena de favoritos, de esos que releo una y otra vez, pero, como ya he mencionado a Tolkien, me quedo con El conde de Montecristo de Dumas.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
Por la noche, cuando el mundo duerme. Me pongo música y me voy de viaje.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
Paso todo el día en el despacho, donde leo mucho, también por las noches. Cuando el comedor está libre, me siento junto a la chimenea. Y soy incapaz de leer en la cama.           

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
No tengo niños y no leo literatura infantil, pero cuando era pequeña adoraba los libros de Los Cinco de Enid Blyton.


Biografía
 
Vivo a los pies del Montseny, en una casa rodeada de bosque. Tengo dos perros y tres gatos y paso la mayor parte del día encerrada en mi despacho, trabajando como lectora editorial, correctora, escritora y community manager.

lunes, 26 de septiembre de 2016

Hoy viene a tomar el té... Robert Tatay


1.- ¿Por qué te gusta leer?
Me gusta leer porque me traslada a mundos y situaciones apasionantes. Sobre todo a momentos históricos que no he podido vivir y hay grandes escritores con los que te sientes como si estuvieras allí.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
No se si fue Tots els detectius es diuen Flanagan de Jaume Ribera, La reina calva de Mercé Company o Un cavall contra Roma de Josep Vallverdú. Recuerdo, como mínimo, que estos fueron los tres libros que más me gustaron en mi infancia y no eran de los de obligada lectura que me aburrieron horrores.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
Tal vez no tenga un libro favorito sino más bien un género porque cualquier libro de historia me apasiona. Hay uno en particular que he releído como cuatro veces y sigue apasionándome,  La guerra que había que ganar de Allan Reed Millett . Es un relato de la segunda guerra mundial pero no solo de la parte histórico-política sino también de situaciones personales que se vivieron en el conflicto. Otro que me pareció genial es La Nueve de Evelyn Mesquida, donde relata las vivencias de soldados republicanos que una vez terminada la guerra civil se enrolaron en el ejercito francés  para huir de la represión y acabaron liberando París.  Por otro lado también me gustan libros para puro entretenimiento como cualquiera de Ken Follet o Forsyth. Aunque uno de los libros que me conmovió, y que me lo descubrió mi novia de entonces ahora mi esposa, fue Balzac y la pequeña costurera china de Dai Sijie. Yo no era muy dado a interesarme en los libros que ella leía, siempre con mis ensayos de historia, y cuando me lo dejó no le daba ni diez paginas pero lo devoré y me pareció una maravilla. A partir de ahí me dejé llevar y ella me descubrió otros grandes libros como El lápiz de carpintero de Manuel Vilas, Temblor de Rosa Montero y a la gran Ana María Matute con Olvidado rey Gudú que algunos años después ella nos dedicaría.
Últimamente me he aficionado a leer los libros de Juego de tronos como en su día hice con El señor de los anillos hasta llegar a la gran obra del genero fantástico que es El hobbit. Tal vez estas sean lecturas que llegaron a mí por una moda pero son apasionantes y consiguen atraparte en su mundo.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
Tal vez sea el tren ya que es el momento en que más deseo no estar ahí y el leer me permite salirme del vagón y viajar de verdad. Antes, cuando vivía en Barcelona en un piso compartido, muchas tardes que estaba solo me tumbaba en el sofá y dejaba que la lectura me abstrajese hasta tal punto que iba entrando gente al piso y yo seguía en mi mundo sin darme cuenta hasta que los tenía al lado y me llevaba siempre un susto de muerte. Siempre he tenido una gran capacidad de abstraerme de lo que me rodea y concentrarme solo  en la lectura.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
El asiento no muy cómodo de un Catalunya-Express de RENFE, aunque el sofá de casa también es un magnifico lugar acompañado de un buen café con leche, uy, perdón que esto va de tés y tendría que hacer ver que me gusta...

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
La casa sota la sorra de Joaquim Carbó.

 

Biografía 
Nací en Tarragona en 1977 y después de dieciocho años en un colegio de monjas salí a ver mundo y me fui a Barcelona donde descubrí mi profesión actual, la radiodifusión, y un medio, la radio, que me lo ha dado todo, un oficio, una pasión, una forma de ganarme la vida y  hasta a la mujer con la que me casé el año pasado y hace nueve me dio a Lluna, una pequeñaja que devora libros como su madre.

lunes, 19 de septiembre de 2016

Hoy viene a tomar el té... Miguel Sanfeliu


1.- ¿Por qué te gusta leer?
Puestos a buscar una causa, diría que leer es una forma de evadirme. En la lectura encuentro la posibilidad de vivir otras vidas, de salir airoso de los problemas. También es una forma de dialogar sobre temas que me interesan, de ver cómo otros se han enfrentado a ellos. Leer te ayuda a ver las cosas desde otros puntos de vista y eso es algo muy adictivo.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
Al intentar ir atrás en mi memoria recuerdo el cuento de los músicos de Bremen, no sé por qué, y el del traje del Emperador. También que siendo muy pequeño tenía una profesora a la que le gustaba contarnos cuentos de miedo al final de la clase. Recuerdo, por supuesto, los tebeos. Y las novelas ilustradas que publicaba la editorial Bruguera. También que hubo una época en que me dio por devorar los libros de "Los tres investigadores". Después creo que me aficioné a Poe, a Lovecraft, a Stephen King.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
Una pregunta sin respuesta. Cada vez que me la hacen nombro un libro distinto. Son muchos los libros que me han impactado. El primero que recuerdo fue Las aventuras de Tom Sawyer. También suelo recurrir a un libro muy importante para mí: Pregúntale al polvo, de John Fante. O La metamorfosis, o El extranjero, o El guardián entre el centeno. Y, por supuesto, los libros de relatos de Medardo Fraile, de Cortázar, de Kjell Askildsen, de Tobias Wolff,  o los cuentos de ciencia ficción de John Varley, Bradbury, Silverberg…

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
En realidad, leo cuando puedo. Pero creo que el momento favorito para leer es por la mañana, algo que puedo hacer muy pocos días, pero cuando lo consigo reconozco que lo disfruto enormemente.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
En vacaciones leo en la terraza de casa. Pero el sitio donde más leo es en el cuarto en el que escribo, rodeado de mis libros. Ahí es donde paso la mayor parte del tiempo y, al final, ese es mi rincón de lectura.

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
Los cuentos de Andersen o de los hermanos Grimm, aunque suene muy clásico. Luego, publicado como novela juvenil, pero que recomiendo a todo el mundo, el libro Flores para Algernon de Daniel Keyes. Fantástico.  



Biografía
 
(Santa Cruz de Tenerife, 1962) reside en Valencia. Ha publicado los libros de relatos Anónimos (Traspiés-Vagamundos, 2009), Los pequeños placeres (Paréntesis, 2011) y Gente que nunca existió (E.d.a. libros, 2012) y la novela Parece que cicatriza (Talentura, 2014). También ha publicado en diversas revistas y libros colectivos. Gestiona el blog Cierta Distancia.

lunes, 12 de septiembre de 2016

Hoy viene a tomar el té... Judith Bosch


1.- ¿Por qué te gusta leer?
De pequeña lo necesitaba para escapar, imaginar, soñar, aprender cosas nuevas… Ahora leer forma parte de mi trabajo. Todos los profesionales de los ámbitos narrativa, creación de contenidos y redacción, deberíamos leer cada día. Opino que siempre deberíamos leer más de lo que escribimos. Si no lees lo suficiente, te cierras al aprendizaje y al descubrimiento de nuevas perspectivas y registros. Al final menosprecias lo que desconoces, valoras en exceso lo que sabes y, al llegar a ese punto, resulta sencillo perpetuar manías, errores recurrentes, repetición de fórmulas narrativas y expresiones y, a todo este cúmulo de carencias, llamarlo alegremente «mi estilo».

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?
El primer libro que leí y me impactó fue un libro maravilloso de la colección Barco de Vapor que se llama «Yaga y el Hombrecillo de la flauta». Es una historia llena de simbología. Me atrapó por completo. Habla de manera muy sencilla sobre la autoconfianza y la esencia de las personas, y evoca imágenes que no se te olvidan jamás. «La otra ventana», de la misma colección, pero para niños de mayor edad, es otro libro que me impactó mucho. No es de los primeros que leí pero lo recuerdo con muchísimo cariño y hasta hace poco lo tenía siempre conmigo. Se lo regalé a mi sobrina Martina.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?
La pasión de Jeannette Winterson y el diario de Katherine Mandsfield. Los guardo como fetiches. Cada vez que necesito recordar lo que soy y lo que me motiva realmente, los vuelvo a leer.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?
Me he puesto la norma de leer como mínimo un cuento al día. Suelo hacerlo después de comer y luego vuelvo a trabajar con las pilas cargadas. También me gusta leer a última hora de la tarde. De pequeña, y hasta los dieciocho o veinte años, acostumbraba a leer antes de dormir. Hace años que perdí ese hábito.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.
Leo en un sillón que mi pareja tapizó en cuero sintético rojo. Los bajos y los reposabrazos están recubiertos de esparto, para que los gatos puedan marcarlos a sus anchas. Hay un árbol, también obra de mi pareja, hecho con  poliuretano, tablas de madera y alambres. Las paredes son rojas y moradas.
Es un rincón muy personalizado, en el que todo fluye. Me gusta para leer y también para pensar.

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?
Los dos que te he comentado antes son joyas para mí. El universo Roald Dahl también es un imprescindible para niños y no tan niños. El 35 de mayo de Erich Kästner, te lleva de paseo por las incoherencias que residen en el racismo, el clasismo, el miedo a lo desconocido… sin que te des cuenta y a través de aventuras, personajes y mundos que recordarás siempre. Recomiendo también, encarecidamente, a los autores españoles Rafael Estrada, Joaquín Nieto, Dolores Campos-Herrero y el libro El caso del hada falsamente ahogada de Antonio J. Cuevas.


Biografía
 
(Venezuela, 1982) Ha publicado las novelas Buscando a Ruth (Anroart 2008), Las mil caras del espejo (Veintitrés Escalones 2010), la antología Aperitivos tóxicos y otros relatos (Veintitrés Escalones 2010), Amazonas dormidas (Veintitrés Escalones 2011) y La sonrisa del estroncio (Judith Bosch, 2016). Ha participado en las antologías Doble o Nada (Huerga y Fierro 2009), El ojo Narrativo Ecos [2] (Anroart 2009), Once mensajes en una botella (Septenio 2009), Antología del Microrrelato en Canarias (Anroart 2009), Mascotas (La Pastilla Roja Ediciones, 2015) y en la antología poética Irreconciliables 2015. Ha desarrollado creación literaria para proyectos del Centro Atlántico de Arte Moderno, la Casa Museo Antonio Padrón, la revista cultural Contemporánea, el proyecto de arte independiente Alharafish, el plan de lectura Leyendo por Canarias, la Asociación Cultural Cuando el Río Suena, el proyecto de Septenio Jóvenes Estelares y la revista Lúdico-Cultural MoonMagazine. Es Cofundadora y directora de contenidos de la agencia de Branding y Narrativa Estratégica IMGENIUZ.
www.judithbosch.wordpress.com